Publicitar en comportamientoanimal.com
Nuestros servicios online en comportamiento animal
Notivet
Facebook

NOTICIAS GENERALES
Temor en Ushuaia por los ataques de perros salvajes

El problema reaparece con el pasar de los años. Las diferentes gestiones políticas pasan y la falta de continuidad en el trabajo público permite un conflicto medioambiental que cada vez es más grande. La proliferación de jaurías de perros salvajes en Ushuaia generó complicaciones tanto para la integridad de los habitantes como para el desarrollo productivo del campo en la región.

Según las estadísticas oficiales, en la actualidad hay unos 30 mil perros en situación de calle. La mayoría de ellos son los llamados cimarrones o asilvestrados. En determinadas épocas del año suben a las montañas linderas de la ciudad, y luego regresan en grupos de 15 o 20 ejemplares en una búsqueda desenfrenada de comida.

"Estos perros no han nacido en el último año sino que han sido parte de un problema estructural que viene a la falta de inversión que ha tenido el área y de falta de continuidad que hubo en las políticas de contención. Esto afecta al control de la cantidad de perros, la castración masiva y la tenencia responsable", afirmó el intendente de Ushuaia. Walter Vuoto, en declaraciones al canal TN.

Las estadísticas son evidentes. Durante 2016, los centros de salud de Ushuaia registraron más de un caso de mordida de perro por día. Hubo un total cercano a los 400 casos. En tanto, en lo que se lleva de 2017 ya se calcularon entre 180 y 200 episodios.

"Hay jaurías en distintos puntos de la ciudad. Hay algunas que bajan del bosque en busca de alimento y se meten dentro de la ciudad. Algunos practican canibalismo. Comen perros de otros domicilios, atacan a caballos, conejos y hasta a seres humanos", se lamentó Tomás Bertotto, concejal del PRO en Ushuaia.

El problema volvió a salir a la luz hace poco más de una semana, cuando una jauría de más de 10 perros atacó a una joven llamada Consuelo Ávalos y le provocaron 30 heridas cortantes, con heridas incluso en su cabeza.

De tal modo, el Concejo Deliberante de la ciudad aprobó una ordenanza que declaró a Ushuaia "en estado de emergencia socioambiental" y se pidió ayuda especial a la gobernación de la provincia de Tierra del Fuego.

"Esto sucede también en otras regiones de la provincia. Río Grande ha tenido episodios con perros asilvestrados. En el norte de la provincia se generaron muchos problemas con el ganado", afirmó Vuoto.

Respecto al ganado, la aparición de perros salvajes representa un problema que fue imposible de frenar desde hace más de cuatro años. Los perros acuden a los campos y atacan especialmente a las ovejas.

Debido a ese factor, muchos productores decidieron abandonar la cría de ganado bovino y apuntaron al desarrollo de la cría de cerdos.

En principio, desde la intendencia de la ciudad se coordinaron los trabajos del área de salud recientemente creada y el de zoonosis para afrontar los problemas correspondientes.

Se aspira a poder mantener un control de natalidad de los canes, al desarrollo de un proceso de castración masiva y al intento de un registro lo más completo posible, mediante el uso de chips.

Así y todo, los avances dependen del presupuesto: "Nosotros tenemos una deuda de 120 millones de pesos de coparticipación por parte de la provincia. Muchos programas obviamente van desapareciendo y desaparece la financiación para las políticas públicas", añadió Vuoto.

Fuente: Infobae