Publicitar en comportamientoanimal.com
Nuestros servicios online en comportamiento animal
Notivet
Facebook

NOTICIAS GENERALES
¿Por qué la ciencia prefiere a los perros?

Elinor Karlsson es genetista en el Instituto Broad y la Universidad de Massachusetts y es dueña de tres gatos, pero investiga con perros.

No está sola. Una búsqueda en Pub Med, una base de datos que incluye a la mayoría de las revistas biomédicas, arrojó 139.858 resultados para gatos y 328.781 para perros.

“La investigación se ha rezagado en los gatos”, escribió Karlsson vía correo electrónico. “Creo que se los toma menos en serio que a los perros, probablemente debido a prejuicios sociales”. Además, dijo Karlsson, “las personas que no son amantes de los gatos se ríen de la idea de estudiar genética conductual en los gatos y el mundo de entrenamiento de animales se queja de que la gente tiende a de­sestimar a los gatos como incapaces de ser entrenados”.

Kate Megquier, una veterinaria que estudia un doctorado en genómica del cáncer en el Instituto Broad, opina que los cánceres de los gatos merecen mayor atención. Dijo que los gatos desarrollan muchos linfomas y “definitivamente tienen algo que enseñarnos”.

También desarrollan cánceres orales similares a los humanos y es posible que pudieran estar relacionados con toxinas ambientales. Investigar esa posibilidad “podría darnos una ventana a estos cánceres”, dijo Megquier, ayudando a las mascotas y a las personas.

Karlsson explicó que existen más razas de perros —unas 400, comparadas con unas 40 razas de gatos— lo que se traduce en mayor diversidad genética y mejores herramientas para estudiar genomas. Pero sí señaló que un nuevo genoma de gato de referencia es más detallado que el genoma de perro más reciente.

Elaine Ostrander, de los Institutos Nacionales de Salud, una agencia gubernamental estadounidense, es dueña de perros y estudia genética canina. Vía correo electrónico hizo énfasis en el atractivo de muchas razas y la variedad en tamaños y formas. Además, señaló, la domesticación ha “ocurrido en un período de tiempo increíblemente corto y no entendemos toda la genética asociada con ello. Sigue siendo una de los interrogantes más interesantes y desafiantes de la biología”.

Leslie Lyons, de la Universidad de Missouri y una de las personas responsables del reciente genoma felino, dijo que es mucho más difícil obtener fondos para investigación para gatos, aunque éstos son superiores para estudiar algunas enfermedades, como la enfermedad poliquística renal.

Fiona Marshall, bioarqueóloga de la Universidad Washington, en St. Louis, Missouri, fue una de las autoras de un estudio que estableció que la primera evidencia de gatos domésticos databa de hace 5300 años en un sitio en China.

También creo que hay un sesgo como resultado de las opiniones europeas de los gatos en la Edad Media y más tarde”, dijo. “Los gatos eran considerados animales malos porque no hacían lo que indicaban los humanos”.

Fuente: Clarín